Canal YouTube PantallasAmigas

miércoles, 9 de junio de 2010

Según un informe las redes sociales no son un peligro para los menores, más bien al contrario

Hace unos días e presentaba "Youth Safety on a Living Internet", un informe sobre seguridad online que el gobierno de los EE.UU. había encargado a un comité de expertos, entre los que se halla Parry Aftab, colaboradora de PantallasAmigas.

El informe elaborado por el Online Safety and Technology Working Group y encargado por la National Telecommunications and Information Administration, concluye que padres, profesores, agencias gubernamentales y otras entidades deben promover la ciudadanía online y la alfabetización mediática, además de animar a la participación de los niños en el proceso.

El informe también apunta a ciertas apreciaciones sociales erróneas acerca de los riesgos de Internet para los niños, por ejemplo, en cuanto al sexting o a los depredadores sexuales, que reconocen los autores que existen en este ámbito pero no con la prevalencia que se creía basando esta afirmación en la bajísima probabilidad estadística de que un(a) joven sea atacado/a sexualmente por un(a) adulto/a que hayan conocido en Internet. Se cita además un informe del Crimes Against Children Research Center de la Universidad de New Hampshire según el cual el uso de redes sociales como MySpace o Facebook por parte de adolescentes no parecía incrementar el riesgo de ser víctimas de estos depredadores online.

El informe resalta que hay otros riesgos mucho más frecuentes como el ciberbullying y que surge incluso en segundo curso de primaria (7-8 años). El informe asegura que el ciberbullying y el ciberacoso son las amenazas más frecuentes a las que se enfrentan los menores cibernautas. Según una encuesta del Center for Disease Control la presencia de este problema alcanza a entre el 9 y el 35% de los jóvenes, siendo mayor entre los jóvenes homosexuales, bisexuales o transexuales (hasta el 54% según un estudio de la Universidad estatal de Iowa).

Otros riesgos que destaca el informe son:

  • la suplantación de identidad

  • el uso abusivo de la tecnología

  • los daños a la reputación por medio de la publicación de fotos e informaciones escritas embarazosas



La respuesta está en la educación cívica, afirma el informe, añadiendo que no existen soluciones únicas y aconsejando un enfoque en múltiples capas.

Urge al gobierno estadounidense a poner en marcha este tipo de formación en todo el país, pero evitando la táctica del miedo. Según los autores el compartamiento online es un reflejo del offline y se deberían aplicar noticiones similares de educación y de seguridad.

El informe acusa a los sistemas de bloqueo y filtrado de Internet que muchos colegios interponen para proteger a los alumnos, de resultar con frecuencia inútiles e incluso perjudiciales para la seguridad de los jóvenes. En cuanto a las redes sociales destacan que pueden ayudar a protegerlos y a formar y reforzar normas positivas.


Fuentes: InSecurity Complex y El Caparazón