Canal YouTube PantallasAmigas

lunes, 9 de febrero de 2009

Los mayores riesgos de las redes sociales

Los ususarios de redes sociales ya son más de 2,3 millones sólo en España. Encabezan el ranking YouTube, Tuenti, MySpace, Orkut, Live Spaces, Xing, LinkedIn, Plurk, Twitter o Friendfeed. Entre todas han promovido un «nivel sin precedentes de divulgación de información de carácter personal», según la resolución sobre Protección de la Privacidad en los Servicios de Redes Sociales, derivada de la 30 Conferencia Internacional de Autoridades de Protección de Datos y Privacidad -celebrada el pasado mes de octubre en Estrasburgo-.


Como recuerda el coordinador del área de estudios de la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD), Ricard Martínez, lo primero es ser conscientes de los riesgos. «Los usuarios no suelen caer en la cuenta, pero cada información es visible, todo lo que se comparte puede ser objeto de tratamiento por terceras personas», advierte.

Según la Comisión Europea, sólo el 33 por ciento de los jóvenes entre 15 y 24 años conocen sus derechos en este campo.

Ante todo, prudencia

Para empezar, el número de móvil y el domicilio sobran en cualquier perfil. Y, para seguir, la prudencia y el sentido común son herramientas básicas. Así lo entiende el profesor de Comunicación Audiovisual de la Universidad de Navarra y creador del proyecto eCuaderno, José Luis Orihuela.

Poniendo como ejemplo la publicación de instantáneas de un cumpleaños donde hay niños o el caso de un grupo de amigos que se van de juerga y uno de ellos cuelga en la Red la imagen del momento. «Si esa foto la ve el empresario que tiene el currículum de uno de ellos sobre la mesa, se lo pensará a la hora de contratarlo», comenta Martínez.

En Internet las palabras no se las lleva el viento. Existe el llamado 'derecho al olvido', pero no es tan fácil hacer uso de él cuando la información facilitada ya ha empezado a circular de forma virtual.

Un ejemplo de esos usos secundarios se está empezando a ver en las empresas. Algunas ya investigan los perfiles de los candidatos a un puesto de trabajo o de los propios empleados.

A juicio del sociólogo Francisco Javier Cortázar, unas redes «son más voraces» que otras en lo que a nivel de información y preferencias personales se refiere.

El grupo de delitos tecnológicos de la Policía Nacional ha duplicado su personal en tan sólo dos años. Su jefe, Antonio Domínguez, asegura que el aumento de las denuncias por el uso fraudulento de redes sociales como Youtube y Tuenti, o los famosos Messenger y Emule, se ha disparado en los últimos años. El robo de las cuentas de correo entre jóvenes por motivos de celos cuando dejan de ser pareja o amigos, y el insulto y vejaciones a profesores están entre los delitos que más cometen.

«El problema es que los jóvenes utilizan estos cauces para criticar a un profesor (algo que podrían hacer en la intimidad sin problemas), sin llegar a analizar que estas redes son un altavoz y que, muchas veces, la persona afectada conoce los contenidos que en ella se ponen», precisa Domínguez.

Lo importante, según Domínguez, es que sepan cómo moverse en Internet para no delinquir ni ser víctimas de delitos.

Fuente: hoy.es