Canal YouTube PantallasAmigas

viernes, 27 de marzo de 2009

Sancionadas cuatro menores por difundir en Tuenti fotografías de sus compañeros de clase

Difundir en las redes sociales fotografías de menores realizadas en un aula, aún cuando éstas no supongan un menoscabo o hayan sido hechas por compañeros también menores, es un delito. Así lo constata el director del Instituto de Navas, Asturias, que recientemente ha sancionado a cuatro menores que grabaron y difundieron fotografías de compañeros en Tuenti.

"La utilización y difusión de imágenes no autorizadas por el centro es un delito", teniendo en cuenta que los menores grabados son menores de edad. «Está prohibido hacer fotografías en todo el recinto docente y su difusión implica un agravamiento porque no sólo se hace, sino que se difunde».

De repetirse, "el consejo escolar tendría que tomar medidas preventivas, como prohibir que traigan los móviles al centro», vuelve a señalar el director del centro.

Los padres, sin embargo, no perciben que este caso puede ser el inicio de un problema si no se toman medidas urgentes. Los padres de las alumnas sancionadas creen que ha sido una medida desmesurada, ya que «no son fotos malintencionadas». «Entiendo que está mal, pero me parece exagerado», afirma una de las madres, mientras otra añade que «fue un poco excesivo».

Además, los padres califican de «injusta» la sanción porque «la mayoría de los estudiantes cuelgan fotos en Tuenti y no han sido castigados», aseguran. También critican que los profesores no les hubieran alertado previamente de los riesgos que corren al subir fotos en una de las redes sociales a las que los jóvenes son tan aficionados y del castigo que podrían recibir si esas imágenes se tomaban dentro del centro escolar.

«Ella está disgustada y yo me quedé sorprendida y también me disgusté. Es una alumna que nunca ha tenido problemas», añade una de las madres.

Otros casos

Recientemente se han dado, al menos, tres situaciones similares en Oviedo y una en Mieres. Uno de los centros ovetenses es el P. d. A., en el que diez alumnos de primer curso de Bachillerato fueron expulsados por «colgar» en Tuenti fotografías de una profesora, acompañadas de comentarios que la dirección del centro consideró en su momento «inaceptables». Los estudiantes (de 15 y 16 años de edad) fueron expulsados entre dos semanas y tres días, variando en función de su implicación en los hechos.

El Colegio F. M. vivió una situación similar en noviembre, cuando seis de sus alumnos de los ciclos formativos de grado medio, con edades comprendidas entre los 17 y los 18 años, «subieron» también imágenes de dos profesores sin autorización. Fueron expulsados durante tres días. La historia se repetía en el también ovetense Colegio S. I. J., en el que varios estudiantes grababan a sus docentes.


Fuente: argijokin.blogcindario.com