Canal YouTube PantallasAmigas

lunes, 2 de marzo de 2009

Apocalípticos e integrados en las Redes Sociales

Como si se tratara del paradigma de Humberto Eco de apocalípticos e integrados, hay quien cataloga en estas dos categorías a los padres en función con Internet y el acceso de sus hijos a la red. Por un lado, los padres apocalípticos que se mostraban en contra y presumían que sólo le dejaban a su hijo el ordenador para los videojuegos, la música o algunas pelis, sabían que Internet era un recurso peligroso y hasta demoníaco. Por otro lado, están los integrados, convencidos de que no pueden ponerles puertas al campo y que ante las redes sociales no cabe enfrentamiento sino implacable negociación.

Los usuarios no tienen conciencia de que las redes hayan sido pergeñadas por malignos depredadores con la finalidad de atrapar nuestros datos para comerciar con ellos sin escrúpulos. Han descubierto una peligrosa continuidad entre lo real y lo virtual cuyas consecuencias no han calculado. Tampoco han tenido a nadie que les oriente, enseñe, dirija o eduque. ¡Aquí sí que los padres saben menos que un niño de primaria!

Cuando cada semana comprobamos que casi 8.000 personas se registran en estas redes y cuando Facebook con 175 millones de usuarios está a punto de alcanzar a MySpace que ya cuenta con 200 millones, el problema no está en las redes sino en los padres y los maestros que están, literalmente, fuera de juego. Los problemas relacionados con el uso de la información de los menores, con la gestión de la información que libremente se ha volcado ahí y con las consecuencias del uso no han hecho más que empezar.

Si un padre tira la toalla de la educación y le ha puesto a su hijo un televisor en su habitación, un ordenador y una play con barra libre, no debiera sorprenderse de que su hijo tenga una cita con quien, para usted, es un desconocido.

Fuente: lasprovincias.es