Canal YouTube PantallasAmigas

jueves, 28 de octubre de 2010

Las preferencias sexuales de los usuarios de Facebook son divulgadas a las empresas de publicidad

Un estudio demuestra que las empresas de publicidad no respetan las reglas de privacidad que supuestamente impone Facebook y están utilizando información privada de los usuarios de la mayor red social de Internet, obteniendo datos sobre las orientaciones homosexuales.


Investigadores de Microsoft Research India y del Instituto Max Planck han probado que las normas de Facebook que prohiben que las empresas que emiten publicidad en dicha comunidad virtual usen información personal de los usuarios, no se están respetando. El experimento que realizaron consistió en crear usuarios con diversas orientaciones sexuales y analizar durante una semana el tipo de publicidad que cada uno/a de ellos recibía dentro de Facebook.

Lo que descubrieron fue que aunque la información del perfil era privada, los usuarios homosexuales recibían publicidad diferente, buena parte de la cual estaba orientada para gays. Si dichos usuarios hacían click en esos anuncios, su orientación sexual quedaba revelada (ante dichas empresas anunciadoras), incluso aunque su perfil estuviese (presuntamente) limitado a su red de amigos.

El equipo de investigadores también descubrió que aunque los perfiles no contuviesen ningún tipo de información sobre la orientación sexual, algunas empresas emitían anuncios aparentemente neutrales que pretendían averiguar mediante el click si los usuarios eran homosexuales o no.

Facebook ya ha respondido ante este estudio, limitándose a decir que ellos prohiben que las empresas con las que llegan a acuerdos publicitarios usen información privada para beneficio propio, algo que parece poco verosímil cuando el principio básico de la publicidad en Internet, incluso antes de la era de las redes sociales, es la máxima segmentación, enfocando cada anuncio a las características específicas de cada usuario. En las redes sociales, donde cada usuario se define a sí mismo con multitud de actos y datos, parece poco creíble que no se aproveche dicha segmentación al máximo.

Según la legislación española, revelar la orientación sexual se considera una infracción muy grave de la Ley de Protección de Datos de Carácter Personal y el responsable sería Facebook, como entidad que capta y almacena los datos de sus usuarios. Los peligros de estas prácticas se multiplican debido a los fallos de seguridad que constantemente van apareciendo en esta conocida red social.


Fuentes: Ionline.pt y Techland.